Marcos 3:20-35

LSE

Los escribas dicen que Jesús tiene un demonio

Mar 3:20 Y se agolpó de nuevo la gente, de modo que ellos ni aun podían comer pan.
Mar 3:21 Cuando lo oyeron los suyos, vinieron para prenderle; porque decían: Está fuera de sí.
Mar 3:22 Pero los escribas que habían venido de Jerusalén decían que tenía a Beelzebú, y que por el príncipe de los demonios echaba fuera los demonios.
Mar 3:23 Y habiéndolos llamado, les decía en parábolas: ¿Cómo puede Satanás echar fuera a Satanás?
Mar 3:24 Si un reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer.
Mar 3:25 Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer.
Mar 3:26 Y si Satanás se levanta contra sí mismo, y se divide, no puede permanecer, sino que ha llegado su fin.
Mar 3:27 Ninguno puede entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes, si antes no le

ata, y entonces podrá saquear su casa.
Mar 3:28 De cierto os digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera que sean;
Mar 3:29 pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tiene jamás perdón, sino que es reo de juicio eterno.
Mar 3:30 Porque ellos habían dicho: Tiene espíritu inmundo.

La madre y los hermanos de Jesús

Mar 3:31 Vienen después sus hermanos y su madre, y quedándose afuera, enviaron a llamarle.
Mar 3:32 Y la gente que estaba sentada alrededor de él le dijo: Tu madre y tus hermanos están afuera, y te buscan.
Mar 3:33 El les respondió diciendo: ¿Quién es mi madre y mis hermanos?
Mar 3:34 Y mirando a los que estaban sentados alrededor de él, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos.
Mar 3:35 Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.